Páginas vistas en total

martes, 24 de septiembre de 2013

¡TE ESPERAMOS Y LLEGASTE, DANIELA!

El título de este post lo dice todo. Por fín ha llegado el día en que Daniela ha podido volver a clase, con todos nosotros que lo estábamos deseando. Ha sido un día emocionante. La vuelta la esperábamos para ayer, que casualidades de la vida, era mi cumpleaños. ¡Vaya regalazo me habían acabado de hacer! Creo que en mi vida he recibido un regalo mejor. Pero a última hora se puso malita con un costipado y no pudo asistir. Sin embargo, al día siguiente, es decir hoy mismo, estaba en la puerta, con su bolsita, su pelito corto y rizado, y con una estatura importante. Y su sonrisa, esa sonrisa que siempre se asomaba en su carita.  Había vuelto, pizpireta, ilusionada, nerviosa  por reencontrarse con todos nosotros después de casi un año. Los niños y niñas del aula, se quedaron petrificados cuando la vieron, otros la llenaron de besos y abrazos. A Daniela se la veía muy contenta, espectante por los acontecimientos que parecía que ya sabía que iban a pasar y por ver su nueva clase. Exactamente el 7 de octubre hará un año que todo empezó. Pero gracias a Dios, Daniela ha podido cruzar ese desierto duro, inseguro, lleno de peligros, pero con su fortaleza, su decisión de seguir siempre adelante, y con la ayuda de su papá y su mamá que siempre han estado con ella, ha podido terminar este duro camino por el más duro desierto que puede haber en la vida, una grave enfermedad. De momento se encuentra muy bien, hay que tener algunas precauciones pero nada fuera de lo normal. Darte la enhorabuena Daniela, por lo valiente que has sido y por cómo has afrontado todo con tan corta edad. No nos dejes más y disfruta. Tu seño y tus compañeros y compañeras de clase te queremos mucho . Y cómo hoy me dijiste al verme: !He vuelto para siempre y nunca más volveré a marcharme!, quédate con nosotros para siempre. 

Y cómo no, la vuelta merecía una fiestecita, un cartel de bienvenida con unos globos que inflaron entre todos. Ha habido regalos para Daniela, como la flor que le ha regalado Cristina, o el dibujo de Irene Damián, ... y por supuesto, ella también nos ha traído un regalo a cada uno de nosotros, nos ha traído unas gominolas con forma de chupete que nos ha encantado. Después del intercambio de regalos,  bailamos algunas cancioncillas que tenía la profe y por último, realizamos algo de trabajo. Daniela venía deseosa de trabajar y no podíamos defraudarla. El desayuno vendría después y por fin al patio, por el cual me había preguntado al entrar que si era el mismo patio o iba a ir a otro patio a jugar. Despejadas todas sus dudas, salimos a jugar al patio. Y aquí os dejo un recuerdo de este maravilloso día.





Como ya te han dicho muchas veces eres una GRAN PRINCESA GUERRERA. Te queremos mucho, Daniela.

4 comentarios:

  1. ¡Qué gran noticia! Imagino sus caritas al verla. Un besazo para Daniela.

    ResponderEliminar
  2. me encanta verla llegar todas las mañanas... y la busco para verla y saludar a su mamá. Qué bonito Mónica seguro que a partir de ahora, todo va a ir como la seda. Bienvenida campeona!!!!

    ResponderEliminar
  3. que bonito es verla llegar cada mañana, yo la busco todos los días para verla y saludar a su mama porque me parece que padres e hija son dignos de admiracíon... Bienvenida campeona!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me alegra tanto ver que Daniela a vuelto! Siempre leia tu blog en busca de buenas noticias y al leerlo me heemocionado mucho! Es la mejor noticia

    ResponderEliminar