Páginas vistas en total

sábado, 1 de junio de 2013

VISITA AL SAFARI DE MADRID

¿El Safari de Madrid? No, nunca lo habíamos visitado, ni siquiera nos lo habíamos planteado. Pero una casualidad en un conversación con otra compañera hizo que viéramos la posibilidad de visitarlo. Me teníais que haber visto el día anterior, poniendo 4 huevos en cada una de las esquinas de mi la terraza de mi casa para que al día siguiente nos hiciera muy buen día, ya que la tarde anterior a la visita, estaba diluviando en nuestra localidad y las previsiones eran un poco ambiguas. Pero sin embargo, llego el día 20 de mayo, el día X, y nos hizo un día estupendo, con sol, calor, no excesivo pero una temperatura muy adecuada y agradable. Los niños/as llevaban ya unas semanas muy nerviosos por esta visita y ese día estaban repletos de alegría. No faltó ni uno, ¡menos mal!¿ Ninguno cayó malito ese día, con las ganas que tenían de ir!.

El viaje fué un poquito largo, pero todos se portaron muy bien. Lo primero que hicimos fué tomar un tentempié, para coger fuerzas.


Después de comer algo, nos dispusimos a ir a ver el Reptilario y el Insectario. 




















Y después de este recorrido tan interesante, nos disponíamos a ver a los animales en vivo y en directo. Nos íbamos a hacer el tour en autobús,para ver muchos animales sueltos. Vimos monos (babuinos), llamas, avestruces, ñues, ... En todo momento tuvimos una guía, que nos explicaba todo lo que íbamos viendo. Fué muy, muy  interesante.

En el autobús, fué algo muy emocionante, ver todos los animales que íbamos viendo. Delante de nosotros, iba un coche del safari que iba tirando comida a la carretera para que los animales se fueran acercando. En algunos momentos estuvimos parados un ratito en la carretera porque los animales no se iban. Así que, había que esperar a que quisieran retirarse para que el autobús pasara.























Después del tour en autobús, fuímos a otro lugar del safari dónde había un pequeño zoo.










Después de esta pequeña visita por este minizoo, fuímos a ver un espectáculo de Aves Rapaces, preciosas, con águilas, halcones, buitres, ... pero cuando estaba haciendo estas fotos, mi batería se acabó y ya no pude hacer más fotos.













Y después, nos fuímos rápidamente a comer, porque teníamos que volver a casa. La vuelta fué igual de tranquila que la ida, aunque yo diría que más, porque muchos de nuestros niños y niñas volvieron durmiendo una siestecilla en el bus, después de un dia tan ajetreado y lleno de emociones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada